Opinión

Harvard: la innovación y transformación como gestores del cambio

16 octubre, 2017 • By

Un año más, regreso entusiasmado de mi visita a Boston donde he participado en una conferencia organizada por la Universidad de Harvard sobre la sostenibilidad de los sistemas sanitarios públicos en todo el mundo. Me llama la atención que, en universidades tan prestigiosas como en la que acabo de estar, se celebren continuamente jornadas de este nivel mientras que, en nuestro país, se sigue estando más pendiente de debatir sobre algo tan simple, -como es la gestión privada de un servicio público-, en lugar de buscar soluciones a los retos que amenazan a los sistemas sanitarios de todo el mundo.

Celebro que, por tercer año consecutivo, nuestro modelo de gestión haya sido elegido por esta prestigiosa universidad como caso de estudio en las sesiones de ‘Learning by doing’. El caso en sí, -elaborado por la profesora Regina E. Herzlinger-, es de un altísimo nivel científico y pedagógico. Como siempre, ha sido una experiencia extraordinaria la jornada y ojalá muchos estudiantes puedan aprender de nuestra experiencia.

Desde mi blog quiero agradecer la amabilidad con la que me recibieron y me gustaría compartir con todos vosotros mi exposición.

Buenos días, y muchas gracias por haber invitado a Ribera Salud a explicar nuestro modelo de gestión en esta prestigiosa universidad. Me gustaría empezar diciendo que en el mundo de la gestión sanitaria mis dos palabras favoritas son: INNOVACIÓN y TRANSFORMACIÓN.

INNOVACIÓN no es un departamento o un área dentro una empresa. INNOVACIÓN es una forma de hacer las cosas, no solamente en los negocios sino también en la vida real. Hay que preguntar siempre “por qué”.

TRANSFORMACIÓN es adaptarse a las circunstancias de cada momento, ser flexible y entender y asumir que las cosas han cambiado mucho en 30 años y, por lo tanto, no podemos gestionar y dar las mismas respuestas a los problemas como hacíamos hace años.

Quisiera explicarles brevemente cómo funciona el Sistema Sanitario Español. Nuestro sistema nacional de salud está inspirado en el National Health Service británico. La sanidad en España es pública, gratuita, universal, equitativa y accesible para TODO EL MUNDO. La sanidad está gestionada casi en su totalidad por la Administración Pública.

Ribera Salud nació como una experiencia de colaboración público-privada, la PRIMERA EN EUROPA que incluía la gestión clínica. Después de 20 años, podemos decir que somos reconocidos internacionalmente por los cuatro elementos que son la base de nuestro de modelo de gestión:

  1. Modelo de COLABORACIÓN PÚBLICO-PRIVADA. La primera vez que una empresa asumió la gestión de la salud de una parte de la población.
  2. FINANCIACIÓN CAPITATIVA. Fuimos pioneros en la introducción de un nuevo sistema de financiación que apuesta por la prevención y la promoción de la salud con el fin de conseguir el mejor estado de salud de la población. ESO ES LO MÁS IMPORTANTE.
  3. MODELO DE INTEGRACIÓN ASISTENCIAL, es decir, tanto la atención primaria como la salud mental y la gestión del hospital se llevan a cabo de un modo conjunto y con una misma visión, y mismos objetivos y misma estrategia. TODO COORDINADO para dar la mejor respuesta y más eficiente a las necesidades de los ciudadanos.
  4. TRABAJO EN RED, servicios sociales, Ayuntamientos, etc. La salud no solamente es responsabilidad de un hospital o centro de salud sino que hay que generar un entorno saludable CON LA COMUNIDAD.

En este sentido, Ribera Salud ha desarrollado una triple visión de la gestión asistencial, a la que llamamos el TRIÁNGULO DEL ÉXITO, que es la fusión de tres principios:

  • GESTIÓN CLÍNICA moderna, basada en el trabajo en común de los distintos niveles asistenciales, unida a MODELOS PREDICTIVOS que nos permiten no solamente dar la mejor respuesta cuando el paciente está enfermo, sino EVITAR que el paciente esté enfermo. Nos gusta decir que atendemos a ciudadanos y no a pacientes, porque nuestro objetivo es que EL CIUDADANO NO SEA PACIENTE. 
  • PROFESIONALES. Es imposible introducir reformas en el sistema sanitario si no tenemos a nuestro profesionales implicados en la gestión del mismo, para ello, desde 1999 introdujimos elementos de incentivación en todos nuestro proyectos hospitalarios porque entendemos que retener el talento y el alineamiento de los profesionales son piezas claves para la obtención de buenos resultados en salud. 
  • SISTEMAS DE INFORMACIÓN. Fuimos pioneros en introducir los sistemas de información, de hecho fuimos el primer hospital informatizado en la sanidad pública española. Actualmente estamos trabajando con tres elementos fundamentales: 
  1. Historia clínica electrónica hospital y primaria UNIDA.
  2. Portal de Salud, que permite a los ciudadano interactuar con su médico o enfermera, los profesionales entre sí, etc.
  3. Modelo predictivos con los que no solamente estamos dando respuesta a la necesidad del ciudadano de hoy, sino que estamos también introduciendo modelos que nos permiten ayudar a gestionar la salud del ciudadano haciéndole partícipe a él mismo de la gestión de su salud.

En esto es en lo que estamos trabajando en cuestión de tecnología. Creemos que la tecnología del futuro aplicada a la salud la tenemos hoy en nuestros teléfonos móviles.

El camino de la innovación y la transformación no ha sido fácil. De hecho, creo que es un camino difícil porque el principal reto es trabajar en el CAMBIO CULTURAL de todos los agentes implicados: políticos, los gestores, (que mucha veces nos dejamos llevar por la inercia sin asumir riesgos), los profesionales (que tienen que cambiar y reformar su modo de trabajar introduciendo todos estos elementos tecnológicos en su trabajo diario), y los propios ciudadanos (que tienen que entender que si queremos preservar el modelo de salud a largo plazo), TODOS tenemos que responsabilizarnos de la gestión de nuestra salud, con lo cual yo creo que este rechazo al CAMBIO CULTURAL es un enemigo que hay que batir.

También la POLÍTICA, en abstracto, es una barrera, pues a veces no se entiende la colaboración público-privada. Se piensa que un agente privado no puede gestionar la salud pública y, por tanto, otro de los retos que tiene la sanidad del futuro es quitar dogmatismo, intentar integrar y sumar todas las partes.

Por último, me gustaría también introducir un elemento de reflexión.  Hace 4 años, Centene Corporation, una compañía norteamericana con gran experiencia en el manage care, en la gestión de medicare y medicaid, empezó a pensar que debía empezar una política de internacionalización y tuvimos la suerte que se fijaran en Ribera Salud porque teníamos muchas cosas en común. Ambos trabajábamos para la Administración Pública, teníamos una visión de la sanidad a largo plazo, apostábamos por una visión clínica de la gestión de la salud con una base tecnológica muy poderosa. Hace tres años esta empresa entró en el accionariado de Ribera Salud, y hemos podido empezar un nuevo camino de innovación que surge de la combinación de la experiencia de una compañía aseguradora en un mercado como el de los Estados Unidos, con una compañía de gestión de la salud basada en el population health management, en un modelo de NHS en Europa.

Es decir, la combinación de la tecnología, conocimiento, la experiencia y los recursos nos han permitido dar un salto cualitativo en nuestra visión de lo que puede ser la sanidad del futuro y ofrecer soluciones mucho más potentes.

Nosotros creemos que los retos a los que se enfrenta la sanidad son RETOS GLOBALES a los que hay que dar soluciones locales pero que, desde luego, la INNOVACIÓN y la TRANSFORMACIÓN forman parte de un camino a largo plazo, con lo cual os animo a todos a participar de esta perspectiva.

Muchas gracias a todos.