Browsing Category

Hospital Alzira

Alberto de Rosa, Hospital Alzira, Opinión, Ribera Salud

La importancia de la comunicación en las organizaciones

24 septiembre, 2014 • By
Libro Marketing Sanitario ESIC

Presentación del libro Marketing Sanitario en Valencia

La semana pasada asistí en la sede de ESIC Valencia a la presentación de “Marketing Sanitario, Evolución-Revolución”, libro coordinado por la Dra. Asunción Hernández, profesora del Departamento de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Valencia, y el Dr. José María Martínez, presidente del Instituto para la Gestión de la Sanidad, y en el que ha colaborado la Directora de Comunicación de Ribera Salud, Angélica Alarcón.

Tuvieron el privilegio de estar acompañados por el profesor Santiago Grisolía, Presidente del Consejo Valenciano de Cultura y Secretario de la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados, con el que tuve la oportunidad de hablar sobre los retos y oportunidades que tiene por delante el sector sanitario de cara a la evolución de la pirámide poblacional, las enfermedades crónicas y la importancia de las nuevas tecnologías en la comunicación con los pacientes del futuro.

Nuestra organización ha apostado fuertemente, desde sus inicios, por el Departamento de Marketing y Comunicación a pesar de que, los más críticos, siempre vean con suspicacia  en nuestro sector la existencia de un Plan de Comunicación. Sin embargo, nuestra experiencia de más de 16 años demuestra que el marketing puede analizar el estado actual de la población a la que servimos, anticiparse a sus necesidades y, en definitiva, potenciar la calidad del servicio colaborando en los planes de salud y ayudando a satisfacer las expectativas del ciudadano, que es el objetivo de todos.

Cuando inauguramos el Hospital de la Ribera muchos miraban con desconfianza la existencia de un Departamento de Comunicación. En esto también fuimos pioneros. Entendíamos la comunicación con un doble objetivo. En primer lugar, queríamos acercar a los ciudadanos el nuevo hospital, hacerlo más amigable, que vieran un centro comprometido con su salud, que quería solucionar sus problemas, que era un centro seguro, que tenía buenos profesionales, en definitiva, quería ser ‘uno más de la familia’ ya que los vecinos de esa comarca carecían de servicios asistenciales. Y, en segundo lugar, queríamos implicar a todos los profesionales, queríamos que se sintieran protagonistas del proceso de cambio, que sintieran el hospital como propio, que el éxito de uno fuera el éxito de todos, que la equivocación de uno fuera el error de todos. Para eso era necesario crear una cultura de excelencia y una marca, Ribera Salud y el Departamento de Marketing y Comunicación era imprescindible.

Cierto es que hoy muchos hospitales ya cuentan con Departamento de Comunicación, pero en la actualidad existen muy pocas publicaciones que profundicen en el marketing sanitario. Por eso, estoy convencido que este libro se convertirá en un excelente manual para los futuros ‘Dircom’ que encontrarán respuesta en él por la precisión de los contenidos, los casos prácticos, las numerosas referencias bibliográficas en las que se apoya, y sobre todo por la capacidad de todos los co-autores para explicar de un modo tan claro un concepto tan complicado como es la comunicación hospitalaria. Enhorabuena Angélica por tu trayectoria profesional, académica y por ser, una vez más, una pionera.


Alberto de Rosa, Hospital Alzira, Opinión, Ribera Salud

D. David

8 agosto, 2014 • By

Ha fallecido D. David Cuesta.

Sé que para mucha gente que lee este blog no le será familiar este nombre, pero para todos los que estuvimos presentes el día que el Hospital de Alzira abrió sus puertas, representa un gran símbolo. D. David era médico, cirujano y alzireño. Tenía 66 años cuando el hospital empezó a funcionar, el 1 de enero de 1999. D. David era funcionario, había sido director del antiguo, -y ya cerrado por aquellas fechas-, hospital de Santa Lucía en Alzira, y era una persona respetada, admirada y querida en su ciudad y toda la comarca de La Ribera.

Muchos pensaban, -entre los que yo también me incluyo-, que a este médico, de reconocido prestigio y enorme experiencia, le iba a costar adaptarse al trabajo en un hospital nuevo, con un modelo de gestión, nuevo también, y completamente informatizado por primera vez en España. Pensábamos que para una persona de su edad (66 años) y con una formación anticuada le iba a ser difícil adaptarse a la cirugía mayor ambulatoria, a la cirugía laparoscópica o a procedimientos de trabajo modernos. Pues bien, ¡qué gran lección nos dio D. David a todos sus compañeros, empezando por mí!

Todavía recuerdo cuando en los primeros meses de funcionamiento del hospital, mucha gente dudaba que pudiera funcionar la historia clínica electrónica. Fueron tiempos duros. Sin embargo, guardo en mi memoria la imagen de D. David haciendo prácticas en el Departamento de Sistemas, intentando mejorar sus habilidades con el ordenador y con la informática en general. Animaba a todos sus compañeros haciéndoles entender el paso tan importante que representaba para la salud de los pacientes tener su historia clínica a disposición del médico 24 horas al día, 365 días al año.

No quiso que le subieran a su consulta las antiguas historias clínicas en papel que permitimos usar durante un tiempo al principio, porque quería ser un médico más, como todos sus nuevos compañeros. No quería un trato especial. También recuerdo que no tenía experiencia en operar por laparoscopia, pero se quedaba fuera de su jornada de trabajo para aprender esta técnica quirúrgica. Aportaba seguridad en aquellos difíciles tiempos y siempre fue un referente para sus compañeros de trabajo.

También aportaba confianza a los ciudadanos. Un médico importante, con gran experiencia y querido por todos ¡estaba en el nuevo hospital! Sin duda, el trabajo de D. David sirvió para ganarnos la confianza de las personas de la comarca y nos ayudó a integrarnos en la comunidad. Fue un gran facilitador y un enlace entre el hospital y su gente.

Cuando cumplió 70 años, nos pidió continuar trabajando en el hospital, pero con una jornada flexible y reducida. Por supuesto le dijimos que sí, porque todos queríamos tener a D. David cerca de nosotros. Y así estuvo varios años hasta que, libremente, decidió retirarse y disfrutar de un más que merecido descanso.

Ahora que se ha ido quiero que no olvidemos su ejemplo. Quiero reivindicar su persona, su forma de enfrentarse a los problemas, su templanza en los momentos duros y su generosidad hacia los demás. Era el mejor ejemplo del MÉDICO con mayúsculas, con su profesionalidad, trato cercano, sensibilidad y entrega a los pacientes.

Siempre he dicho que el Modelo Alzira le debe mucho a muchas personas. Lo que es hoy y lo que representa este Modelo ha sido construido gracias al esfuerzo y al trabajo de muchas personas. Pero entre todas ellas, hay algunas que están un paso por delante de los demás. Y una de esas personas especiales es D. David Cuesta.

Aunque ya te lo dije muchas veces en privado, en este blog, y para todo el mundo, quiero decirte algo que sale directamente del sentimiento sincero del cariño y de la admiración: D. David, GRACIAS por todo. Hay mucha gente que nos acordaremos mucho de ti, por todo lo que hiciste y por todo lo que nos ayudaste y nos enseñaste.

Descansa en paz, amigo.


Alberto de Rosa, Hospital Alzira, Hospital de Torrevieja, Hospital de Vinalopó, Modelo Alzira, Opinión, Ribera Salud

Los profesionales en el Modelo Alzira

9 junio, 2014 • By

Desde que se puso la primera piedra, -el Hospital de la Ribera abrió sus puertas el 1 de enero de 1999-, siempre he asegurado que el éxito del modelo de colaboración público-privada en sanidad debía basarse en el servicio a los ciudadanos, la apuesta por los profesionales y la lealtad con las instituciones públicas y el Sistema Nacional de Salud, en general.

Por eso, me gustaría recordar con esta entrada, la necesidad que tenemos de conocer periódicamente lo que opinan nuestros profesionales para saber lo que hacemos bien y lo que tenemos que mejorar, como base de una estrategia moderna y atractiva de gestión del principal activo del sistema sanitario, los profesionales, que todos los días trabajan con una extraordinaria dedicación y vocación, para y por una mejor salud de nuestros ciudadanos.

Recientemente los Departamentos de Salud de Alzira, Torrevieja y Vinalopó han realizado una encuesta de clima laboral, que ha contado con una extraordinaria alta participación de profesionales de todas las categorías, tanto de los hospitales como de los centros de salud, e incluyendo personal laboral y estatutario.

Los resultados son muy buenos, pero hay uno que quiero resaltar y es el elevadísimo orgullo de pertenencia a la organización. En Alzira, por ejemplo, se sitúa en el nivel más alto de los últimos seis años, con un 4,71 puntos sobre 6 (un 24,27% más que en 2008). Y en los Departamentos de Salud de Elche-Vinalopó y Torrevieja, la cifra global de satisfacción se sitúa en un 78%.

Con estas cifras no puedo más que enorgullecerme, yo también, de estar en la organización y en un Modelo con tan alto orgullo de pertenencia. Estos resultados, junto a otras variables que hemos analizado como las competencias y habilidades directivas, la satisfacción laboral, la integración entre Atención Primaria y Atención Especializada, entre otras, nos permiten elaborar estrategias de mejora en la gestión de esta área.

Nuestro compromiso es trabajar más y mejor, si cabe, y lograr que en este momento de dificultades, esta organización sea cada día más de TODOS.


Alberto de Rosa, Hospital Alzira, Hospital de Denia

TERTULIA SANITARIA SOBRE MODELO ALZIRA

14 febrero, 2012 • By

Hace unas semanas, el grupo editorial Sanitaria2000 nos propuso hacer una mesa debate sobre el Modelo Alzira y acordamos realizar una “actualización” para analizar la flexibilidad del Modelo y su adaptación a distintas realidades.

Porque creo firmemente que el Modelo Alzira de colaboración público-privada es uno, pero la gestión del modelo en función de la realidad social, el emplazamiento geográfico, la situación demográfica y la gestión de los Recursos Humanos debe ser diferente. He ahí la riqueza del Modelo y he ahí la importancia de los Directivos y de la GESTION.

Os dejo con el video de este debate. Estoy seguro que os parecerá interesante y os permitirá conocer a sus protagonistas: los gerentes de las diferentes concesiones en la Comunidad Valenciana (Frank Leyn de Torrevieja, Ramón Navarro de Vinalopo, Angel Giménez de Denia y Vicente Gil Suay de Manises) y en la Comunidad de Madrid (Ignacio Martinez de Torrejón) con la visión integradora del grupo Ribera Salud a cargo de Elisa Tarazona.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

http://www.redaccionmedica.es/noticia/alzira-un-modelo-eficaz-que-evoluciona-2170


Alberto de Rosa, Hospital Alzira, Modelo Alzira, Ribera Salud

El sistema sanitario español, cada vez más cerca del modelo europeo de colaboración público-privada

4 noviembre, 2011 • By


Me alegra comprobar desde hace tiempo, que cada vez son más las voces que se levantan a favor de una mayor colaboración de la iniciativa privada con el sector público en diferentes ámbitos (no solo en sanidad), aunque lógicamente el sector sanitario es el que vivo diariamente.

El llamado “modelo Alzira” de colaboración público privada, que se desarrolla con la Ley 15/1997 de 25 de abril, es fruto de un proceso de reflexión sobre el futuro de la sanidad en nuestro país que dio lugar al conocido Informe de la Comisión Abril de principios de la década de los 90. Pero además se puede considerar heredero también de las políticas instauradas y los cambios introducidos por el gobierno laborista inglés y el gobierno socialdemócrata sueco. Sin embargo, la apuesta de la Generalitat Valenciana con el Hospital de Alzira supone un paso más allá, al incorporar por primera vez, un sistema de pago capitativo en el modelo público sanitario. Y en esto fuimos más avanzados. El Hospital de La Ribera en Alzira, gestionado bajo la modalidad de concesión administrativa, supone la primera vez que se aplica en Europa a la gestión integral del servicio público de salud.

En el Congreso organizado por la Sociedad Española de Cardiología SEC que tuvo lugar la semana pasada en Gran Canarias, diferentes expertos europeos destacaron que el sistema sanitario debe apostar por una mayor flexibilidad y eficiencia y también destacaron el inmovilismo y rigidez del Sistema Nacional de Salud español, que se traduce en falta de productividad y resolución de cara al paciente.

Sin quitar la parte de razón de este argumento, y reconociendo que los países más avanzados de Europa van por delante en la implantación de modelos de colaboración público privada, quisiera resaltar el esfuerzo que desde hace años se está realizando en nuestro país para introducir en el sector sanitario, mecanismos que flexibilicen el sistema para una mayor eficiencia, destacando por supuesto el desarrollo que ha tenido el “Modelo Alzira” en nuestro país, donde se ha implantado y extendido mucho más que en otros países más avanzados del entorno europeo.

Y esto es lo que destacó el presidente de la SEC, el Dr. Carlos Macaya, al poner como ejemplo el protagonismo que acaparan empresas como Ribera Salud y Capio que “establecen una colaboración público-privada, que aportan la infraestructura y cobran de forma capitativa al Estado, presentándose hoy en día como una alternativa para la sostenibilidad del sistema sanitario público”.

Me alegra que los profesionales, que deben ser los verdaderos artífices del tan reclamado y necesario cambio del Sistema Nacional de Salud para garantizar su sostenibilidad, valoren las ventajas que puede aportar la entrada de la iniciativa privada en el sector público. Por lo que agradezco a Carlos Macaya sus palabras, y ojala sirvan de ejemplo para otros líderes del sector.

The Spanish National Health System, closer to the European public-private partnership model.

Everyday a lot of voices from different parts of the world arise to support the public- private partnership in different sectors (not only in Healthcare, which is the one I live through).

The Alzira Model, a public-private partnership model, was developed by Law 15/1997, as a result of a reflection process about the future of the healthcare system in Spain. This reflection led to the “Abril Report” in the first nineties. But this report can also be considered as a result of the implemented policies of the Labour Governemnt in UK or the Social Democratic Swedish Government. However, the Local Government of Valencia Region went one step beyond, incorporating for the first time the capitation system within the public healthcare model. But we were even more advanced, the Hospital de La Ribera in Alzira, under what is referred to as an “administrative nconcession”, includes the clinical integration of primary care. This is the first time in mEurope that a healthcare model covers primary and secondary care, implementing the integrated management of the public healthcare service.

The Spanish Surgery Society organized last week the annual congress which took place in Canary Islands, where some European experts emphasized that the healthcare system should firmly believe in flexibility and efficiency. This group of experts also declared that the inflexibility of the Spanish National Health System, means a lack of productivity and resolution with patients.

Maybe this argument is right. I have to admit that in Europe, public-private partnership models have been implemented many years ago, that’s why I’d like to emphasize the effort that Spain is making to bring different mechanisms to the healthcare sector, in order to get a higher efficiency rate, and I’d like to mention particularly the Alzira Model development, which has been rolled out to the rest of Spain.

This is what Dr. Carlos Macaya, President of the Spanish Surgery Society, mentioned taking Ribera Salud and Capio as an example of public-private partnership, providing infrastructures and the capitative payment system to the State, and being considered nowadays as the alternative for the sustainability of the Public National Health System.

I’m glad the professionals, the main figures of such a necessary and claimed change in the National Health System, appreciate the benefits the private initiative bring to public sector. That’s why I’m grateful to Dr. Macaya for his words, and I wish they become an example for other sector leaders.