Opinión

Premio Defensores de la Salud 2017

19 junio, 2017 • By

El pasado viernes celebramos, en Elche, el séptimo aniversario del Hospital Universitario del Vinalopó con la entrega de los Premios Defensores de la Salud que este año han reconocido la trayectoria de grandes profesionales: el ex ministro socialista Julián García Vargas (Ministro de Sanidad y Consumo entre 1986 y 1991) y el equipo de redacción del periódico La Verdad, representado por su delegado hasta el cierre, Gaspar Maciá Vicente. La delegación del diario cerró a principios de año. Fue un acto muy emotivo, en el que también se hizo una Mención de Honor a Manuela Sepulcre Cano, nacimiento número 10.000, como representante de todas las familias que han formado parte de la historia del centro hospitalario desde su apertura en junio de 2010. Estos son los dos discursos que pronuncié antes de entregar la distinción a Julián García Vargas y en la clausura del acto, donde me dirigí a todos los profesionales que trabajan en el modelo concesional en la Comunidad Valenciana.

PALABRAS A JULIÁN GARCÍA VARGAS

“Buenos días a todos. Este año, el séptimo aniversario del Hospital Universitario del Vinalopó me brinda la oportunidad de entregar el premio ‘Defensor de la Salud 2017’ a Julián García Vargas. Julián García Vargas fue Ministro de Sanidad y Consumo entre los años 1986 y 1991 y posteriormente fue Ministro de defensa entre los años 1991 y 1995.  Por lo que vivió en primera persona una de las etapas más intensas y productivas de la historia democrática española. Julián García Vargas ha sido el ministro más longevo que ha tenido la sanidad española. Y esto, que dice mucho  de él, no sé si es un gran indicador de la supervivencia de los políticos en este cargo tan importante a la vez que complejo.  

Durante su mandato, pudo desarrollar la Ley General de Sanidad, aprobada en 1986 siendo Ministro Ernest Lluch (al que todos le guardamos un gran respeto y recuerdo). Impulsó grandes iniciativas encaminadas al mantenimiento de una sanidad moderna, de calidad, y acorde a las necesidades del paciente; marcando el camino de reformas sanitarias en profundidad que permitieran afrontar el futuro del sistema. Julián García Vargas fue pionero en el debate acerca de la necesidad de reformar el Sistema Nacional de Salud, que posteriormente se iniciaría en otros países del mundo desarrollado como Estados Unidos, Inglaterra u Holanda.

Desde su posición al frente del Ministerio de Sanidad impulsó el “Informe Abril” en el que, como saben, participaron más de 140 expertos sanitarios en el estudio del Sistema Nacional de Salud y que sirvió para sentar las bases del futuro de la sanidad en España.  Las conclusiones del informe reconocían los valores de un sistema que presta asistencia a sus ciudadanos bajo el principio de equidad, la excelente formación médica y la calidad asistencial, y también alertaba sobre los problemas de organización, gestión y financiación que podían comprometer el futuro del sistema.  Entre las 64 recomendaciones que el grupo de expertos propuso, tras más de un año de trabajo, se encuentra la propuesta de separación entre la financiación y la provisión de los servicios del Sistema Nacional de Salud, base nuestro modelo de gestión. A día de hoy, el Informe Abril sigue siendo un documento de enorme valor y mantiene intacta su actualidad.

Nos sentimos herederos de esa reflexión, espíritu de cambio, de progreso, de debate; en donde era más importante analizar y consensuar que imponer visiones que aparentan dar soluciones fáciles a problemas complejos. También me gustaría decir, desde el punto de vista personal, que siempre he sido un gran admirador de Julián García Vargas.  Su conocimiento profundo de la problemática del sector (del que nunca se ha desvinculado), su análisis certero y sus acertados consejos me han permitido siempre mejorar mi forma de entender la sanidad y los grandes retos que tenemos por delante.

Por ello, es un inmenso honor el poder estar presentándole aquí y le quiero agradecer, especialmente, que haya aceptado este reconocimiento como Defensor de la Salud por nuestra organización. En un mundo en el que es tan complicado tener, y mantener, amigos durante muchos años Julián García Vargas es, francamente, una excepción. Les garantizo que no conozco a ninguna persona del ámbito de la sanidad a nivel nacional, que no sienta respeto y admiración por su trabajo, aunque haya pasado tiempo desde que ocupó su cargo como ministro.  

En un país en el que es difícil el reconocimiento de todos, el hecho de que Julián García Vargas lo siga manteniendo 25 años después demuestra que además de ser un excelente profesional es, sin duda, una gran persona. Muchas gracias.”

 PALABRAS A LOS PROFESIONALES

“Estimados compañeros, hoy es para mí un día feliz y quiero pensar que también lo es para vosotros. Estamos celebrando estos días el séptimo aniversario de uno de los mejores hospitales y Departamentos de Salud de la Comunidad Valenciana, de España y del mundo. Y no lo digo yo. Lo dicen nuestros pacientes, que en la última memoria de gestión de la Conselleria de Sanitat han valorado a Vinalopó como el mejor Departamento de la Comunidad Valenciana en cuanto a la atención recibida.

Lo dice la Sindicatura de Cuentas de la Generalitat Valenciana que ha reconocido que nuestra forma de hacer las cosas supone un ahorro del 25% para la Administración Pública. Con menores listas de espera, con mayor inversión por ciudadano, con mayor satisfacción de los usuarios, y con mayor calidad asistencial. Nada más y nada menos. En la primera auditoria pública realizada desde el gobierno de la Generalitat las conclusiones no pueden ser más reveladoras de vuestro buen hacer. Sentiros orgullosos de ello. Y lo dice también la más prestigiosa acreditación sanitaria en el mundo, Joint Commission International, que ha situado al departamento de Vinalopó en la élite internacional, y si Dios quiere, también nuestro hospital hermano de Torrevieja dentro de unos días. Y sobre todo lo demostráis vosotros y vosotras, los profesionales, todos los días, con vuestro esfuerzo, cariño y dedicación.

Porque todos los que estamos aquí creemos en un modelo sanitario sostenible, en su importancia y en su responsabilidad social. Y por eso ponemos, ponéis, pasión en todo lo que hacéis. Durante todo el día de hoy hemos vivido y respirado esa pasión por lo que hacemos. Y que creo que somos capaces de transmitir a las personas e instituciones que nos acompañan y que han contribuido a hacer más grande y más importante la sanidad.

Como os decía, creo que es un día feliz, y dulce, muy dulce. Gracias a aquellos representantes políticos y sociales que habéis querido estar aquí.  Y a los que no han querido acompañarnos en este cumpleaños, decirles que no saben lo que se pierden. Debemos sentirnos orgullosos de lo que hemos conseguido juntos, porque a lo largo de la historia, los grandes logros siempre han venido acompañados de grandes dificultades. Es lo que suele ocurrir cuando somos innovadores. Y vosotros estáis escribiendo páginas en la historia de la sanidad internacional, desarrollando un modelo de gestión que es visitado y reconocido globalmente, aunque lamentablemente pueda ser cuestionado por algunos más preocupados porque nada cambie, para que todo siga igual.

No podemos rendirnos. Tenemos que seguir trabajando por y para nuestros pacientes, ofreciéndoles la sanidad pública que creemos que se merecen. Una sanidad pública más eficiente, más accesible, con menos listas de espera, con la última tecnología, con programas de salud novedosos basados en modelos predictivos que nos permitan personalizar y adecuar el tratamiento a las necesidades reales de la sociedad. Lo que uno quiere debe pelearlo, y ha de hacerlo desde el convencimiento personal y con la tenacidad propia de quien cree buscar algo que mejora el bienestar de todos. Debemos sentirnos orgullosos, evadirnos de los posicionamientos sectarios y centrarnos en nuestros ciudadanos, a los que nos debemos. Ese es nuestro único objetivo. Porque solo así lograremos que el modelo de gestión de Ribera Salud y sus profesionales sigan teniendo el máximo reconocimiento y, para ello, necesitamos profesionales valientes y comprometidos.

Estáis haciendo un trabajo excepcional, formáis parte de la vanguardia sanitaria mundial, y os animo a seguir por el mismo camino. Acumuláis más de 112.000 intervenciones quirúrgicas, 600.000 urgencias atendidas y 10.900 nacimientos desde la apertura, en junio de 2010. Tenéis especialidades de referencia y tecnología puntera como el primer PET-TAC público de la provincia de Alicante. Ofrecéis reducidos tiempos de espera para intervenciones y consultas, muy por debajo de la media de la Comunidad Valenciana. Y habéis conseguido la acreditación de calidad más prestigiosa en el ámbito sanitario, la Joint Commission International. Sois el primer hospital público de la Comunidad Valenciana y el tercero de España en alcanzar este reconocimiento.

Por todo ello, debéis sentiros muy orgullosos de trabajar en el Departamento de Salud del Vinalopó. Vuestro esfuerzo es el que nos ha colocado en la cima más alta, el que ha logrado que se ponga en valor nuestro trabajo y que seamos ejemplo de buen hacer para muchos otras organizaciones sanitarias. Muchas felicidades a todos.”