Opinión

Crónica de una crisis demográfica anunciada

11 julio, 2016 • By

A través de esta ventana digital siempre intento presentar artículos o hechos relevantes que pueden ser interesantes y útiles para formarse una opinión. Muchas veces sé que puedo parecer reiterativo, pero hay temas que me producen gran inquietud y, sobre todo, me generan intranquilidad pues veo que muchos de ellos, -o esa es la impresión que tengo-, siguen sin ocupar un lugar destacado en la agenda de los decission makers españoles, sobre todo en la agenda de los responsables políticos. No son asuntos banales; ya en la actualidad suponen un grave problema que irá agravándose en un corto plazo de tiempo si no se toman las medidas pertinentes.

No podemos asombrarnos de algo que es una crisis anunciada. Los nacimientos sólo registran bajadas desde el año 1975 y cada vez la población está más envejecida. Esto no sólo afecta al equilibrio poblacional (debe haber un balance entre el número de nacimientos y de defunciones), sino que además tiene graves consecuencias a nivel económico. La sociedad no puede mantenerse con más jubilados que personas que en activo, poniendo en riesgo el modelo de productividad así como el sistema de jubilaciones y pensiones. Además, el sistema sanitario va a tener que hacer frente a los retos del envejecimiento poblacional, cronicidad de las enfermedades, la evolución de la tecnología y de nuevos medicamentos.

Recientemente he leído que las muertes han superado por primera vez a los nacimientos desde 1941, que en realidad es el primer año del que existen datos. Es algo inédito, y tremendamente preocupante.

Es impresionante ver cómo un país no se alerta y toma decisiones urgentes ante una situación que va a seguir empeorando en el futuro y que va a terminar colapsando nuestro modelo de bienestar porque si no hay relevo generacional, toda la sociedad se tambalea. Hay que apostar por rejuvenecer nuestro país y, en general, a la sociedad europea. Más inmigración, más protección a la maternidad, más políticas abiertas hacia nuestros jóvenes…

Hay mucho que hacer y poco tiempo para decidir.

PD: Mientras escribo esta entrada he leído en la prensa que la Seguridad Social ha sacado otros 8.700 millones del Fondo de Reserva pero, esta reflexión, la dejo para mi próxima entrada en el blog.