Alberto de Rosa, Opinión, Ribera Salud

De Alzira a Boston

16 diciembre, 2015 • By

El pasado 3 de noviembre viví una de las experiencias profesionales más emocionantes que he tenido a lo largo de mi larga carrera profesional. He tenido el honor y el privilegio de asistir como oyente a una clase magistral en la Universidad de Harvard, en Boston (Massachusetts), en la que se presentó nuestro modelo de gestión, en el Hospital Universitario de La Ribera, como business case study.

Ha sido una experiencia extraordinaria. El caso en sí, -elaborado por la profesora Regina E. Herzlinger y presentado por el profesor Kevin Alan Schulman-, es de un altísimo nivel científico y pedagógico. ¡Ojalá muchos estudiantes puedan aprender con él!

Desde mi blog quiero agradecer, una vez más, la amabilidad con la que me recibieron en Harvard Bussiness School y por haber elegido a Ribera Salud para aplicar el llamado ‘Método del Caso’; una metodología de enseñanza de un caso práctico de la que fue pionera y que se ha trasladado a las mejores escuelas de negocio del mundo.

Reconozco que aprendí mucho sobre nosotros mismos como proyecto. Y reconozco que me impactó sobremanera escuchar, -sentado desde un pupitre y de forma anónima-, la exposición que hacían sobre Ribera Salud. Al final de la sesión, y para mi sorpresa, el profesor Schulman me invitó a exponer mi opinión sobre el debate ante cerca de 90 estudiantes y expertos docentes de más de 20 países, a los que les dio el turno de palabra para que me formularan todas las preguntas que les sugiriera nuestro proyecto. Disfruté mucho. Me hicieron preguntas y reflexiones de altísimo nivel. Estoy seguro que de estas aulas saldrán los líderes mundiales del futuro, como han sido los últimos presidentes de los Estados Unidos: Obama y Bush.

Sólo pensar que durante 30 minutos participé como profesor de la institución académica más prestigiosa del mundo, me hizo reflexionar sobre la importancia y el valor del trabajo que realizamos todos los que formamos parte del Modelo de Ribera Salud, a la hora de aportar ideas y debates para la sanidad del futuro.

Muchas gracias a Harvard Business School y a los profesores Herzlinger y Schulman. Gracias a todos los estudiantes por el debate, por las interesantes preguntas y las profundas reflexiones sobre el modelo sanitario desarrollado por nuestro grupo. Y gracias, sobre todo, a los miles de profesionales que habéis convertido una experiencia pequeña, que nació en una ciudad pequeña (pero muy hermosa), de un país pequeño (pero con un grandioso pasado y un gran futuro), en un gran modelo de salud que ya es referencia en muchos rincones del mundo.