Alberto de Rosa, Opinión, Ribera Salud

El reto del envejecimiento y la cronicidad

26 junio, 2015 • By

Esta semana estuve en Madrid en la entrega de los premios ‘A Tu Salud’ que cada año reúne en la sede de La Razón a organizaciones y profesionales del sector con un gran poder de convocatoria. Y este año además, asistía para recoger un Premio, como ya ocurriera en 2013, cuando se reconoció la labor del Plan de Promoción y Prevención de la Salud de nuestro Modelo de Integración Asistencial. En esta ocasión, el premio ha sido para el Plan de Atención a Pacientes Crónicos, con el que desde nuestro grupo intentamos dar respuesta a las necesidades de la población del siglo XXI, atendiendo las necesidades de las personas en todas las etapas de su vida y con un modelo de coordinación e integración asistencial efectiva.

Según los Indicadores Demográficos Básicos que ha publicado esta semana el INE, a partir de los 65 años es probable vivir otros 21,2 años (19,1 en hombres y 23 en mujeres). Esto quiere decir que, cuando un ciudadano se jubila, su vida media futura tiene un recorrido de hasta al menos 86 años. Tenemos mucho trabajo por delante, pero parece que vamos por el buen camino, según ha declarado el catedrático de Economía de la Salud y Política Pública de la Universidad de California-Berkeley (Estados Unidos), Richard Scheffler.

Scheffler ha participado esta semana en una conferencia organizada en la Fundación Ramón Areces, con la colaboración de la Universidad Carlos III de Madrid, en la que ha comentado que España necesita reformar su sistema sanitario avanzando hacia un sistema integral y coordinado para afrontar el envejecimiento de la población y reducir así el gasto sanitario. No puedo estar más de acuerdo con el profesor. Y, lo más interesante, es que ha puesto nuestro modelo de gestión como ejemplo para abordar el reto del envejecimiento y la cronicidad.

Literalmente ha dicho: “Con este modelo se ha demostrado que el gobierno se ahorra un 20% del presupuesto en sanidad. Lo más interesante es ver qué ocurre cuando permites que un sistema integrado cambie la estructura de gestión de la organización. Al trabajar mucho en la prevención, también aumentan los ingresos hospitalarios evitables. España ha sido líder en este campo con el modelo Alzira. Éste no es el único modelo, pero el desarrollo de esos pagos por resultados es algo muy importante si queremos cambiar el sistema asistencial”.

En fin, esta semana hemos recibido un doble reconocimiento a nuestro modelo de atención y gestión. Desde dentro y desde fuera de nuestro país. Y el mérito es de nuestros profesionales, que se esfuerzan cada día no sólo por ofrecer una atención sanitaria de excelencia, también por innovar y aportar valor público desarrollando modernas herramientas de gestión. Para todos ellos va mi felicitación. Enhorabuena.