Alberto de Rosa, Modelo Alzira, Ribera Salud

Sobre el informe presentado hoy por UGT

7 marzo, 2013 • By

Me preocupa y escandaliza que el sindicato UGT esté cuestionando la ética y profesionalidad de los más de 7.000 profesionales que forman parte del Modelo Alzira, que son su principal activo y de los que nos sentimos profundamente orgullosos como organización.

Este tipo de informaciones demuestran un gran desconocimiento del funcionamiento del modelo capitativo, que financia la salud de la población y no la actividad realizada, por lo que su objetivo es lograr el mejor estado de salud del ciudadano.

Los centros gestionados por concesión administrativa forman parte de la red asistencial de la Consejería de Sanidad y  están sometidos a los mismos mecanismos de planificación y control permanente en base a la transparencia, como el resto de centros públicos. Así por ejemplo, los Departamentos concesionales están incluidos en los Acuerdos de Gestión, que son los indicadores de evaluación asistencial y de calidad de la Consejería.

Son centros evaluados permanentemente también por organismos e instituciones independientes. Por ejemplo, el Hospital de La Ribera con 14 certificaciones de calidad en una de las organizaciones sanitarias de España con más procesos y servicios asistenciales certificados. O por ejemplo, el programa anual de benchmarking de Hospitales Top 20 en el que han sido premiados en numerosas ocasiones Torrevieja, Alzira, y Vinalopó. Este programa evalúa la calidad y eficiencia de centros públicos y privados de toda España y está demostrado que los hospitales Top 20 en Gestión Hospitalaria presentan  un índice de mortalidad un 25% inferior que el resto de los participantes y  un 15% menos de complicaciones.

Nuestra experiencia después de 14 años es que la población y los profesionales están satisfechos con el funcionamiento del Modelo Alzira implantado de forma pionera en la Comunidad Valenciana y con el que reciben asistencia más de 1.000.000 de ciudadanos.

Creo que todos los agentes tenemos que ser extremadamente responsables con las informaciones que refieren a un sector con tanta sensibilidad e impacto social como es el sector sanitario.