Alberto de Rosa, Modelo Alzira

Internacionalización del modelo PPP en Sanidad

26 septiembre, 2012 • By

Este es mi último artículo publicado en Expansión el 17 de septiembre. También lo podéis leer en el blog del Foro PPP
http://www.expansion.com/blogs/foroppp/

España es reconocida internacionalmente por muchas cosas, y una de ellas es sin lugar a dudas su sanidad. Desde su modelo de trasplantes hasta la propia estructura del sistema somos ejemplo para otros muchos países. Y España también es una potencia mundial en concesiones administrativas en sectores tan importantes como el energético, la construcción o la gestión de infraestructuras y transportes. El modelo de colaboración público-privada tiene en nuestro país una acreditada solvencia institucional y sólidas compañías lo han desarrollado con éxito.

Quizás sea el momento de intercambiar el conocimiento, experiencia y buen hacer entre diferentes empresas de distintos sectores, para fomentar vínculos y alianzas que, nos permitan salir de esta crisis con un modelo reforzado y  renovado. Y en esto el sector sanitario tiene mucho que decir. Porque la sanidad es un área que puede ayudar a impulsar y promover un modelo de crecimiento y desarrollo en España en un momento en el que las diferentes iniciativas de colaboración público privada son valoradas para la sostenibilidad de nuestro modelo de bienestar, tanto dentro como fuera de España. Esta forma de trabajar, que selecciona lo mejor de lo privado para ponerlo al servicio de lo público está siendo seguida, estudiada y analizada por prestigiosos organismos tanto públicos como privados de países tan distintos y distantes como Reino Unido, Portugal, Canadá, Chile, Perú, Méjico, EE.UU, India o Australia.

Nuestro modelo sanitario en general, y el modelo PPP en particular, pueden contribuir a revalorizar la marca España. Estableciendo alianzas entre los grandes grupos empresariales y emprendedores en general de diferentes sectores, y con apoyo institucional, se puede vender nuestra sanidad “made in Spain” y contribuir a mejorar la imagen de nuestro país en el exterior.

Para ello es necesario el diálogo y consenso entre el Gobierno y el sector empresarial para utilizar todos los instrumentos (embajadas, oficinas comerciales, etc.) en la configuración de este modelo de alianzas. Hoy más que nunca es necesaria la presencia de una Administración Pública fuerte y activa que impulse y regule este proceso, y también hace falta un sector empresarial que apueste por una visión compartida de servicio público a largo plazo, que aporte innovación y know how en la gestión y la aplicación de herramientas empresariales en un sector de futuro.

Creo en la colaboración público-privada, y estoy seguro que su extensión a otros ámbitos va a ser un factor clave en la consolidación de un sistema público ágil, eficiente, transparente y sostenible.