Alberto de Rosa, Hospital de Vinalopó, Modelo Alzira, Opinión, Ribera Salud

Defensores de la Salud 2012

26 junio, 2012 • By

El Hospital del Vinalopó ha cumplido dos años este mes de junio. Es el hospital más joven del “Modelo Alzira” y el último hospital público que se ha inaugurado en la Comunidad Valenciana. Para celebrar su aniversario, el año pasado se creó el galardón a los “Defensores de la Salud” que nuevamente se han vuelto a entregar en este segundo cumpleaños.

Defensores de la Salud. Con este evocador nombre, el galardón pretende homenajear a personajes destacados del sector sanitario como reconocimiento a su trayectoria y aportación a favor de una sanidad de excelencia. En la primera edición los homenajeados fueron el Dr. Justo Medrano, catedrático de Cirugía de la Universidad Miguel Hernández de Elche y el Dr. Antonio Arroyo, presidente del Colegio de Médicos de Alicante. Y este año se ha rendido homenaje a D. Manuel Cervera Taulet, conseller de sanitat de la Generalitat Valenciana entre 2007-2011 y actualmente diputado nacional por Castellón y portavoz de Sanidad en el Congreso de los Diputados y D. Máximo González Jurado, Presidente del Consejo General de Enfermería de España.

La entrega de galardones tuvo lugar el pasado 19 de junio en el salón de actos del Hospital del Vinalopó. Fue un acto ante todo emotivo. El actual conseller de Sanitat Luis Rosado, entregó el premio a Manuel Cervera, “un amigo que comparte conmigo los valores que nos animan a los dos, y que además es defensor de la sanidad y amante de la Comunidad Valenciana”, según sus propias palabras, “uno de los mejores gestores sanitarios del país con un currículum que demuestra que se puede llegar a la política sin un pelo de mediocridad, y que defiende con convicción lo que quiere”.

Por mi parte, yo hacía lo propio con Máximo González Jurado, del que destaqué su gran bagaje profesional con más de 40 años en el sector representando al conjunto de la profesión enfermera, y sobre todo sus grandes cualidades personales. También destaqué en mi discurso la necesidad del trabajo en equipo y la unidad para hacer frente a una situación en la que se está cuestionando la sostenibilidad de la economía española y de España, no sólo de la sanidad, y de ahí que todos – profesionales sanitarios, gestores, Administración, ciudadanos… – hemos de trabajar para salir de la crisis con un modelo reforzado y renovado.

Todos los protagonistas tuvieron unos discursos dignos de mención, de los que me he permitido destacar lo siguiente:

Luis Rosado: “Los valores de los Defensores de la Salud pasan por la valentía de acometer los cambios necesarios para mantener la elevada calidad de la asistencia sanitaria de la Comunitat cuya continuidad estamos obligados a seguir, el liderazgo para llevarlos a cabo pese a las resistencias del sistema y la honradez para ser capaces de transmitir de forma sencilla y real los cambios acometidos”.

Manuel Cervera: “Sobre Ribera Salud, es un honor y una satisfacción tener como compañero de viaje en la gestión sanitaria de la Comunidad Valenciana a una empresa que apostó de una forma diferente a lo que hacían los demás. Que apostó por innovar. Que apostó por modernizar y poder gestionar de verdad y con una sostenibilidad fuera de toda duda la sanidad de muchos valencianos. Fue un apuesta difícil, arriesgada, de hace ya más de 10 años. Pero que ha dado no solamente frutos en la propia comunidad, sino que ha permitido que ese modelo, el modelo valenciano de gestión compartida público-privada sea un referente en otras partes de España y en otras partes del mundo. Ahora es fácil hablar de expandir el modelo. Pero en aquella época personas arriesgando su tiempo, su capital y su conocimiento, y también su salud, apostaron por la Comunidad y el éxito ha sido garantizado”.

Máximo González Jurado: “El grupo Ribera Salud, desde que fuera fundado en el año 1997, ha contribuido a la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud mediante iniciativas de colaboración público privadas y se nos impone hoy como una referencia en tiempos en los que se exige imaginación, innovación, gobernanza y colaboración leal basada en un verdadero compromiso con los ciudadanos. Ribera Salud es una organización comprometida con su entorno y que persigue un gran objetivo como es el de involucrarse en la sociedad a la que sirve, manteniendo con ella un contacto continuo y cercano. Sinceramente estos elementos garantizan por si mismo una gran parte de su éxito a la hora de proveer salud con eficacia, eficiencia y efectividad. Valores que desembocan en ese proceso de atención integral de salud en el que es el paciente quien ocupa un lugar verdaderamente central en el complejo mundo de la asistencia sanitaria. La crisis sanitaria enmarcada en una más amplia crisis económica que a su vez se halla inscrita en ese universo infinito de la gran crisis de valores en la que nos hallamos inmersos, solo podrá afrontarse desde la valentía de emprender verdaderas reformas estructurales nacidas de un pacto sanitario en el que todos podamos opinar”.

Ramón Navarro, gerente del Dpto. de Salud del Vinalopo: “Es nuestro cometido difundir el valor de la salud, de la educación sanitaria, de la prevención… en definitiva, de defender nuestra sanidad, cada uno en su terreno y con la convicción de poseer razones suficientes para seguir luchando día a día por ofrecer la mejor atención a nuestros pacientes. Podemos sentirnos privilegiados por el hecho de contar con una sanidad pública y accesible en la que el ciudadano tiene derecho a recibir atención al margen de cualquier otra consideración. Como gestores, debemos tener entre nuestras primeras prioridades el continuar garantizando y ampliando el contenido de este derecho en el futuro”.

Creo que son reflexiones interesantes que deben servir de inspiración en nuestro día a día a los más de 7.000 profesionales que formamos parte del Modelo Alzira y que debemos seguir trabajando con vocación de servicio público, como auténticos DEFENSORES DE LA SALUD.